Campaña #NingúnAnimalOlvidado

¡Cambia con nosotras el futuro de los animales!

Firma la petición y sé parte de la campaña #NingúnAnimalOlvidado

Este 2021 se pone en marcha una iniciativa a nivel europeo para cambiar la legislación relativa a los animales no humanos.
Por eso, desde Eurogroup For Animals, grupo del que formamos parte, se lanza esta campaña de presión: para aprovechar esta oportunidad única y cambiar el futuro de los animales.

Las demandas concretas las iremos publicando según pasen los meses, pero todas van orientadas a garantizar que los animales no humanos tengan, por ley, el respeto y los derechos que merecen.

Firmando y compartiendo, añades tu firma a la de muchísima gente por toda Europa. ¿Hasta dónde llegaremos?

Las demandas que se han hecho públicas hasta ahora son Una buena salud y Una vida feliz.

%%tu firma%%



Lee más en nuestro Instagram o bajo los hashtags #NoAnimalLeftBehind y #NingúnAnimalOlvidado.
1 firmas

Comparte esto con tus amigos:

   

Qué podemos hacer

Este 2021 se pone en marcha una iniciativa a nivel europeo para cambiar la legislación relativa a los animales no humanos.

La Comisión Europea ha puesto en marcha un plan para actualizar las leyes que afectan a los animales considerados de granja. Ahora es el momento idóneo para intervenir y conseguir que las exigencias de bienestar animal sean mucho mayores.

Por eso, desde Eurogroup For Animals, grupo del que formamos parte, se lanza la campaña de presión #NingúnAnimalOlvidado (#NoAnimalLeftBehind): para aprovechar esta oportunidad única y cambiar el futuro de los animales.

Así, la campaña se organiza en diferentes demandas, que iremos publicando mes a mes. Todas ellas van orientadas a garantizar que los animales no humanos tengan, por ley, el respeto y los derechos que merecen.

¿Contamos contigo?

Firmando y compartiendo, añades tu firma a la de muchísima gente por toda Europa. ¿Hasta dónde llegaremos?

Una vida feliz.

Las leyes de bienestar animal deberían garantizar que los animales tengan espacio suficiente para prosperar emocionalmente y moverse libremente, desarrollando los comportamientos naturales de su especie.

Esto significa, además, tener luz natural, aire fresco y una temperatura adecuada según la época del año.

Sin embargo, la realidad de la industria es muy distinta: miles de millones de animales viven cada día en espacios diminutos, sin apenas espacio para moverse. Con infraestructuras pensadas para optimizar la producción y unas mediadas higiénicas casi inexistentes, desarrollan problemas respiratorios y de movilidad de toda clase.

¡Si quieres formar parte del cambio, firma ahora!

Compártelo en tus redes