fbpx

Hasta que todo animal sea libre

¿Qué supondría una verdadera protección animal en nuestro territorio?

Como los humanos, todos los animales anhelan ser libres. Libres de hambre y sed, todo dolor e incomodidad; libres de miedo y angustia; libres para expresar sus comportamientos naturales. Libertades que, aún teniendo reconocidas, son constantemente vulneradas.

  • El derecho a la vida. Al nacer todos los animales iguales ante la vida, esto supondría unos mismos derechos a la existencia.
  • El derecho a la libertad. Implica para ellos, poder expresar un comportamiento normal, viviendo en un ambiente adecuado para ello.
  • El derecho a la seguridad. Conllevaría que cada animal viva en condiciones y reciba un trato que tenga como prioridad evitar su sufrimiento físico, mental y emocional.
  • El derecho al reconocimiento jurídico. Para que los derechos del animal sean defendidos por la ley.
  • El derecho a un lugar donde ejercer los anteriores. En una sociedad en la que los animales son respetados, estos han de disponer de espacios seguros e instalaciones que permitan el ejercicio de sus derechos.

#DíaDerechosAnimalesVLC

¿Son los animales respetados al ser apuntados con pistolas en cotos de caza? ¿Cuando son abandonados porque ya no sirven a los humanos? ¿Son respetados en las granjas industriales? ¿En el transporte hasta el matadero? ¿Al ser utilizados como reclamo lucrativo?

¿Acaso es respeto el constante abandono por parte de las instituciones de sus competencias en protección animal?

Porque nos sobran los motivos, afrontamos un 10 de diciembre cargado de razones para la movilización en nuestro territorio. El panorama actual se encuentra marcado por la incertidumbre, además de:

Casos de violencia severa hacia los animales, además del aumento de las cifras de abandono animal.
Incumplimiento de la normativa básica de protección animal, por ejemplo en cuanto a la inclusión de la educación en los planes de estudio y campañas de concienciación.
Falta de ayudas públicas suficientes para las entidades de protección animal.
Abandono por parte de los ayuntamientos, por ejemplo en cuanto a la gestión de colonias felinas o en centros de recogida de animales.
Ausencia de protocolos en caso de desastres naturales.
Falta de protocolos y colaboración eficaz en las administraciones en casos de rescates, decomisos y cesiones de animales considerados de granja.

Defendamos juntas sus derechos

Nos dicen que ya existe bienestar animal, que ya no es como antes, que la protección de los animales es el gran reto de este siglo. Pero a su vez, observamos el desamparo y el recorte en las exigencias en cuanto a cómo pueden ser utilizados estos seres, quienes reconocemos como sintientes.

Hemos de enviar un mensaje inequívoco y unánime. Los animales no están solos, y no vamos a desistir hasta que todo animal sea libre.
Únete el próximo 10 de diciembre a la acción por el día de los derechos animales.

Dos chicas acariciando a un burro en un santuario de animales
Fotografía: @solidaryartichoke
Santuario Compasión Animal (Valencia)

Compártelo en tus redes